A la hora de realizar una reforma en tu cuarto de baño, es posible que te encuentres en el eterno dilema de elegir entre instalar una bañera o un plato de ducha. Para tomar esta decisión, por supuesto, es fundamental tener en cuenta los hábitos y necesidades de los habitantes de la casa, pero también es importante considerar otros factores: económicos, ecológicos, estéticos y de seguridad que pueden ayudar a decidirte por una u otra opción.

Cambiar la bañera por un plato de ducha

Es clave para revalorizar una vivienda y te ofrece las siguientes ventajas:

  • Los platos de ducha antideslizantes actuales son una opción totalmente segura, por el contrario, una bañera húmeda es una superficie resbaladiza que puede convertirse en un auténtico peligro.
  • Si en tu hogar viven personas mayores o con movilidad reducida, no lo dudes, la mejor opción es instalar una ducha. Es más cómoda para entrar y salir, y además permite colocar dentro un asiento.
  • El presupuesto es un factor primordial a la hora de decidirnos por una u otra opción para nuestro baño. Por este motivo, debes saber que los platos de ducha son más baratos que las bañeras.
  • Además del enorme gasto de agua que conlleva darse un baño, no debemos olvidar el elevado consumo de energía eléctrica o gas que requiere calentar el agua cada vez que llenamos la bañera.
  • Las mamparas de baño y los platos de ducha actuales son modernos y vanguardistas, nada tienen que ver con los de antes. Existe un amplio abanico de posibilidades de diseño, colores, tamaños…
  • Los platos de ducha son más fáciles y cómodos de limpiar que las bañeras. A esto hay que añadir que el uso de la ducha genera menos suciedad, lo que requiere un menor mantenimiento diario.
  • El plato de ducha permite optimizar al máximo el espacio en el cuarto de baño. Ofrece una mayor amplitud, ocupa menos que la bañera y es más adaptable a cualquier tipo de distribución en el baño. Podrás disfrutar de un baño mucho más amplio y práctico. Las bañeras son incómodas, son inseguras, ocupan, dificultan más el acceso a ellas y gastan más agua.

Mejoras en nuestra calidad de vida
Estas reformas mejoran la calidad de vida, sobre todo de las personas con edad avanzada, ya que la transformación de una bañera por una ducha mejora su movilidad además de reducir su dependencia. Actualmente hay una amplia oferta en diseños de platos de ducha, acabados, materiales y dimensiones que permiten adaptarse a todos los gustos, necesidades y tendencias de cada hogar. También son posibles las instalaciones de platos de ducha súper reducidos, de forma cuadrada para optimizar más todavía el espacio disponible incorporando algún mueble auxiliar en la parte que queda libre.

En cuanto al diseño, se pueden conseguir un gran número de acabados diferentes combinando los diferentes diseños, colores y materiales del plato de ducha, los azulejos de la pared y las mamparas.
Es la mejor forma de cambiar la imagen de tu cuarto de baño, renovándolo a la vez que se hace más funcional y práctico.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar